El binomio formado por Federico Chingotto y Alejandro Galán continúa invencible, mientras que Ariana Sánchez y Paula Josemaría volvieron a reinar en una nueva cita de Premier Pádel, que estuvo marcada por la ceremonia de despedida de Fernando Belasteguín.

En un escenario privilegiado como Mar del Plata Premier Pádel P1 disputó por última vez en «su» Argentina antes de colgar la pala, el torneo presentó las finales y en el cuadro masculino la pareja número 2 del ranking superó a Arturo Coello y Agustín Tapia, vengando la derrota de la semana anterior en la capital paraguaya, Asunción.

En el cuadro femenino, las número 1 del ranking vencieron en tres sets, al final de una batalla de más de tres horas, a Delfina Brea y Bea González, poniendo fin a la racha de 20 victorias consecutivas de las oponentes, quienes habían ganado los últimos cuatro P2 jugados.

El adiós de Fernando Belasteguín

La final masculina fue precedida por el homenaje a Belasteguín, probablemente el jugador más fuerte de todos los tiempos, quien tras la eliminación del viernes bajó a la pista acompañado por su familia para saludar a su gente y agradecer: en su discurso, Bela no pudo contener las lágrimas y al final la multitud le dedicó cánticos y aplausos.

En la pista, ChingottoGalán jugaron un partido que fue a más contra Coello y Tapia logrando ganar en tres sets: para ellos se trata del tercer triunfo (después de los P2 de Bruselas y Sevilla) en cinco torneos jugados juntos en el circuito Premier Padel. Chingotto y Galán lograron recuperar un break en el primer set, que sin embargo es un monólogo de sus oponentes, quienes ganaron con facilidad 6-2 en 38 minutos gracias a 23 winners (contra 8).

El segundo set también terminó 6-2, pero esta vez a favor de la pareja número 2 del ranking. Se va al tercero, donde Chingotto y Galán rompen el equilibrio en el 2-2 y cierran con otro 6-2 en una hora y 41 minutos.

«Tengo que agradecer a Federico por la fuerza de creer, al equipo y a toda la gente que está aquí. El partido estaba yendo mal, él es un fuera de serie como compañero: gracias por haberme llevado a esta final«, las palabras de Galán tras el triunfo. Chingotto casi no puede hablar por los cánticos del público: «Un aplauso para Coello y Tapia, una pareja increíble: con ellos siempre es difícil. Estoy feliz por el crédito que me ha dado Ale, pero él fue decisivo para esta victoria. He ganado frente a mi gente, gracias por creer en mí«.

Ari y Paula se hacen con el control

El primer set estuvo dominado por Ari y Paula, que se adelantaron 5-0 para luego cerrar un 6-1 en 47 minutos. Una superioridad clara para las número 1 del Ranking FIP.

En el segundo set Brea y Bea subieron el nivel, aunque son las primeras en ceder el servicio, en el séptimo game: las Superpibas colocan el inmediato contrabreak y lograron cerrar 7-5 en una hora y 20 minutos.

Un partido espectacular Brea y González enfrentaron el set decisivo determinadas y empujadas por el incesante apoyo del público, pero Ari y Paula aguantaron punto a punto.

El marcador siguió los servicios hasta el noveno game, cuando la pareja española consiguió el break decisivo y logró cerrar 6-4 en el tercer championship point.

«No ganábamos desde Doha, a menudo hemos perdido por detalles, pero hemos logrado volver«, sonríe Paula Josemaría comentando el tercer título de la temporada, después del Major en Catar y el P1 de Riad. Eufórica también Ari Sánchez: «Ganar aquí es único y maravilloso, gracias a Paula y a todo el staff que trabaja con nosotras. Esta victoria nos hace felices y nos relanza mentalmente«.

Teresa Romero

Periodista experta en Pádel