¿Cuáles son las lesiones más comunes en el pádel?

Si eres aficionado a este deporte o estás empezando a jugar te vendrá bien conocerlas

Las principales molestias que se producen con la práctica del pádel se localizan sobre todo en brazos y codos, siendo musculares, tendinosas y articulares la mayoría de estas lesiones. El motivo es el constante movimiento que se produce al golpear la pelota con la pala. Si eres aficionado a este deporte o estás empezando a jugar te vendrá bien conocer cuáles son las lesiones más comunes en el pádel.

En concreto, las lesiones más frecuentes que deben soportar los jugadores de pádel son la tendinitis de codo, codo de tenista y la tendinitis de hombro del manguito de los rotadores. El excesivo uso que hacemos de estas articulaciones acabará por provocarnos las molestias. También resulta muy habitual que padezcan lumbalgias y dolores en la espalda por las sobrecargas y desequilibrios musculares que hay entre la pared lumbar y la abdominal. Por último,  los esguinces de rodilla se encuentran entre las molestias más frecuentes por los continuos cambios de dirección y giros.

Es importante que cuando notemos los primeros síntomas empecemos a tratar las molestias. Si no se aplica un tratamiento rehabilitador precoz es posible que se acaba convirtiendo en una molestia crónica.

Consejos para evitar lesiones

Al igual que ocurre con el resto de disciplinas deportivas es preciso que antes de ponernos a jugar realicemos una serie de ejercicios de calentamiento para que los músculos estén activos. También hay que dedicar un tiempo al término de la sesión a los estiramientos. En nuestro objetivo de evitar cualquier tipo de lesión también te recordamos que es necesario contar con un material deportivo adecuado para la práctica de este deporte, que hace referencia sobre todo al calzado, ropa y pala.

Está claro que el pádel es un buen deporte para personas de todas las edades, y que tampoco nos exige una gran preparación física. No obstante, hay que tener mucho cuidado y poner los suficientes medios para que no se produzcan lesiones y que cuando éstas se produzcan sean lo más leves posibles.