Pablo Acevedo, acento mexicano para Wingpadel

Después de cuatro pruebas de World Pádel Tour disputadas, Wingpadel sigue ampliando su nómina de jugadores para la presente campaña. La marca acaba de hacer oficial el fichaje del mexicano Pablo Acevedo, que se convierte de esta manera en el primer jugador extranjero de la firma.

Pablo-Acevedo
El jugador mexicano Pablo Acevedo. Imagen/Wingpadel.

Después de fichar con Wingpadel, el jugador ha confirmado que afrontará sus partidos WPT con la Wingpadel Air Force Oro: “Es una pala que, aunque es ligera, está muy bien balanceada. Estoy muy contento con ella”.

Número 1 de México, Acevedo lleva ya varios años residiendo en España con el gran objetivo de convertirse en un jugador asiduo en los cuadros finales de cada WPT. “Ese es mi sueño a largo plazo, pelear en cada torneo con los mejores. Espero conseguirlo con Wingpadel”, señala el jugador nacido en Distrito Federal (27/06/1986).

A sus 28 años, el ‘Zurdo’, como así se le conoce dentro del circuito, ya está poniendo el punto exótico al WPT. Al Estrella Damm Las Rozas Open acudió como pareja de Jorge Gutiérrez, demostrando que puede tener un largo camino en el circuito profesional.

Afincado en Madrid, entrena habitualmente en el Padel People Torrelodones unas diez horas a la semana. Este año ya ha tenido la ocasión de compartir sesiones con jugadores de primer nivel como Ramiro Moyano, Maxi Gabriel y sus compañeros de Wingpadel Álvaro Cepero y Víctor Ruiz.

Ofensivo y con mucha garra

“Me considero un jugador ofensivo, con muchas variantes en mi juego por el hecho de ser zurdo”, apunta el mexicano, quien se desenvuelve de manera habitual en el drive. También se define dentro de la pista como un hombre “con mucha garra, competidor nato y muy luchador”.

Bajo su punto de vista, todavía dispone de un amplio margen de progreso y hace especial hincapié “en la estrategia y en la parte táctica” como puntos importantes a mejorar.

Como la mayoría de jugadores de pádel, Acevedo pasó primero por el tenis, llegando incluso a disputar algunos torneos ITF. En 2009, comenzó su andadura en el deporte de las cuatro paredes.

“Un amigo me invitó a jugar y me gustó. Seguí probando y solo un año después tuve la oportunidad de ir con México al Mundial de Cancún. Para 2012 me volvieron a llamar y fue entonces cuando tomé la decisión de ir a España para entrenar en serio”, añade.

Deporte “muy elitista” en México

En su país natal, el pádel es todavía un deporte “muy elitista” que todavía no ha terminado de despuntar entre la mayoría de aficionados, según reconoce. “Lo sigue practicando muy poca gente porque todavía no hay circuitos ni torneos como los hay en todas las ciudades españoles. En México sigue siendo un deporte muy elitista al que acceden los miembros de los clubes. No es fácil entrar y jugar en ellos, porque los clubes son caros. Todavía falta popularizarlo”.

Acevedo reconoce que sus primeros meses en España no fueron fáciles y le costó mucho acostumbrarse al ritmo de los partidos: “En México el pádel es mucho más lento. Las pistas son diferentes, las bolas más pesadas o están pinchadas… Yo los primeros meses casi no veía la bola”.

A pesar de ser un recién llegado al WPT, Acevedo apunta alto en sus objetivos para este año: “Me gustaría entrar en alguno cuadro de los torneos que quedan. No será fácil pero estoy entrenando duro para ello. Y después quiero crecer en el ránking. Mi objetivo es acabar entre las 32 mejores parejas antes de finalizar la temporada”, concluye.