Diego Ramos: calidad y experiencia para Siux

Siux ha hecho oficial el fichaje del uruguayo Diego Ramos (Chuy, 1985) para la presente temporada. El actual número 40 del ránking World Padel Tour llega a la marca española con la idea de mantenerse entre los mejores jugadores del mundo.

Diego Ramos. Imagen / Siux.

El jugador, de 30 años, ha mostrado su satisfacción tras su aterrizaje en Siux, “una marca que viene creciendo muchísimo”, según sus propias palabras. “En cuanto contactaron conmigo, no dudé en apostar por Siux. Estoy muy contento de llegar a esta gran familia”, ha señalado.

Para esta temporada empuñará la Siux Origen, una pala de grandes prestaciones que se adapta a la perfección a su estilo de juego: “No la había probado nunca, pero desde el primer momento me gustó mucho el tacto. Es una pala muy cómoda y me siento muy cómodo con ella”.

Habitual jugador de cuadro en el World Padel Tour, Ramos espera hacer un mejor papel esta temporada repitiendo con Adrián Blanco como pareja.

El objetivo “es superar la barrera de los octavos de final” y llegar a cuartos en algún torneo: “Esa es la idea. Nos hemos quedado muchas veces a las puertas, pero creemos que en este 2016 podemos estar entre las ocho mejores parejas. Ojalá lo consigamos”.

En la pasada pretemporada demostraron que su progresión es una realidad. De hecho, recientemente se apuntaron la primera edición del Gran Torneo Black Crown Región de Murcia en el que se dieron cita otros jugadores de primer nivel.

“Este año hemos entrenado más que nunca. Hemos realizado una buena pretemporada y estamos contentos con el avance que venimos demostrando”, apunta Ramos, que cumplirá en este 2016 su tercera temporada al lado de Blanco.

El uruguayo se considera un jugador “defensivo” que siente “más cómodo en el fondo de la pista”. “Me gusta jugar con tranquilidad”, señala, reconociendo que uno de los puntos que le quedan por mejorar “es el remate”. “Me falta ser un poco más agresivo en la red y mejorar el remate sobre todo”, algo en lo que viene trabajando con su entrenador, Gustavo Prato.

Ramos empezó a jugar al pádel desde bien pequeño. Tuvo la suerte de que su padre abrió un club de pádel en Chuy, su ciudad natal, y allí se pasaba “horas y horas peloteando”. Sus cualidades quedaron pronto patentes cuando disputó con 10 años un Mundial con la selección uruguaya junior.

Después, se dedicó unos años al fútbol, pero no tardó en retomar la que sigue siendo, a día de hoy, su gran pasión, el pádel.

Ramos reside en Valladolid desde hace siete años. Entrena habitualmente en el Club Lasa Sports, alrededor de dos horas (una dedicada al aspecto físico y otra, a la pista).

De cara al futuro, no se plantea grandes metas: “Como he dicho, entrar en cuartos de final de un World Padel Tour es un objetivo bonito. Queremos subir un poco de nivel y para eso tenemos que estar con los ocho mejores”.

Siente admiración por Ayrton Senna, expiloto de Fórmula Uno, y en el mundo del pádel se queda con un nombre: Sanyo Gutiérrez.

Teresa Romero

Periodista experta en Pádel

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *