La colección 2016 de palas Vibor-A, manufacturada ya en la nueva fábrica de Colmenar Viejo, llegará a las tiendas el 21 de abril

Desde este preciso instante Vibor-A pone en marcha la cuenta atrás para que la nueva colección de palas, manufacturadas ya en su fábrica de Colmenar Viejo, llegue a las tiendas. Desde el jueves hasta el próximo 21 de abril, fecha elegida para que llegue al mercado, irán descubriendo los nuevos detalles que guarda cada uno de los modelos que componen la colección 2016. La web corporativa, sus redes sociales y los distintos medios de comunicación especializados serán los vehículos de trasmisión de vídeos en 3D de cada uno de los modelos, fotografías, nuevas tecnologías aplicadas… Toda la información necesaria para dar el paso y empuñar uno de sus nuevos modelos.

La marca afirma que este 2016 se presenta apasionante para los seguidores de Vibor-A. Una serie de iniciativas comerciales y lanzamientos de nuevas colecciones y productos se alargarán a lo largo y ancho del calendario. Hablarán de expansión, de evolución, y del nuevo veneno de Vibor-A.

La colección Vibor-A 2016 está formada por ocho palas, destacando la inclusión de un nuevo modelo llamado Taipan Edition, que estará a la altura de gama de la Yarara Edition pero con molde redondo. Estas dos palas junto a la King Cobra incorporan el material grafénico (Granph) del Grupo Antolín. Mantienen un modelo exclusivo femenino, Naya, pero con una categoría más top, a la altura de la incombustible Black Mamba. En cuanto a la cosmética se trata de un rediseño en relación con la colección anterior. En conjunto, las palas presentan unas líneas más limpias y equilibradas. Los colores son muy parecidos, con más brillo y el predominio de la fuerza del fluor. Las terminaciones de las palas son mate.

Todas las iniciativas que tienen preparadas para este 2016 les han llevado hasta el nuevo Nido de Vibor-A, a las nuevas instalaciones de la localidad madrileña de Colmenar Viejo. Seguirán con nuestra filosofía de ‘Made in Spain’. Apostamos por controlar todo el proceso de producción de manera íntegra y mostrando fe ciega por la investigación y el desarrollo. Es su manera de ser y por ello luchan. Sua productos, que son los nuestros, nacen desde ahora en el nuevo Nido de Vibor-A.

“La lógica evolutiva de Vibor-A nos ha llevado de manera natural a dar este paso. El continuo crecimiento de nuestras ventas, unido a distintos proyectos de envergadura que acometeremos a lo largo de este 2016 como el lanzamiento de una nueva marca de palas denominada Ares, han hecho que el controlar todo el proceso integral de la producción de nuestras palas haya sido prioritario. Para nosotros, un paso muy importante, con algunos obstáculos por el camino pero felizmente solventados. Nuestra fábrica ya está a pleno rendimiento y esta nueva colección que os presentamos nos llena de orgullo”, asegura Jorge Gutiérrez, director ejecutivo de Vibor-A.