Paquito se estrena como número 2 en «su» Sevilla

Paquito Navarro, a sus 26 años, es el mejor jugador español en el circuito profesional de World Padel Tour, pero no sólo eso, ahora ha conseguido llegar a ser el segundo mejor jugador del mundo.

Todavía continúa la temporada 2015 y ha pasado por muchas fases probando cosas nuevas para seguir mejorando su juego. La próxima visita será en su ciudad, en su querida Sevilla, donde tiene claro que no quiere defraudar a su afición y hará todo lo posible para conseguir la victoria.

Paquito_0

Has pasado a ser el número dos del mundo ¿Cómo te sientes?¿Cuáles son tus sensaciones?

Es una satisfacción personal muy grande y un paso más hacia la meta final que es llegar a ser el número uno.

¿Te lo esperabas esta temporada?

La verdad es que no nos esperábamos tan buenos resultados y si nos llegan a decir a principio de temporada que íbamos a hacer seis finales de diez posibles, pensaríamos que estaban locos por decir eso. Al final resulta que se han ido dando, hemos hecho un buen trabajo y ahora tampoco nos sorprende tanto porque hemos trabajado muy duro para ello.

¿Crees que te puede afectar psicológicamente el hecho de ser número dos?

Yo creo que no, no cambia mucho ser cuatro, tres o dos. Te sitúas mejor en el ranking pero en cuanto a trato a la gente o a los medios de comunicación no cambia, la satisfacción personal ya es muy grande cuando eres el tercero o cuarto en el mundo así que ahora no creo que cambien mucho las cosas.

Anteriormente jugaste unos torneos con otro tipo de actitud, donde no se veía todo el potencial que tienes ¿a que se debía?

Estaba trabajando cosas e intentaba ser menos emocional, más regular en mi juego y no depender tanto de mi estado de ánimo. Eso hacía que pareciera que no estaba tan efusivo en los momentos clave ni tan cabizbajo en los momentos malos. Es parte del trabajo, estaba probando cosas y estoy intentando mejorar emocionalmente poco a poco en cada torneo.

¿Paquito Navarro ha vuelto?

Nunca se fue, he pasado por un proceso de muchas cosas tanto emocionalmente como técnicamente o tácticamente, he ido mejorando muchas cosas que he ido poniendo en práctica en entrenamientos y torneos, estoy intentado mejorar. Hay gente a la que le gustaba que estuviera más comedido, otros me prefieren más emotivo dentro de la pista, yo haré lo que más me convenga y mejor resultados me aporte.

¿Te veías como ganador del torneo en Madrid con la ausencia de Bela-Lima?

No, sabíamos que era duro desde el primer partido, lo único que queremos es lo que nos está llevando tan lejos. Ir partido a partido, entrenar sobre aquellos defectos que creemos que podemos mejorar y no hacernos ilusiones ni fantasear con ningún puesto ni resultado porque no nos benefician nada.

Juegas en casa, en Sevilla ¿Cómo te sientes? ¿Qué esperas de este torneo?

Espero que los nervios no me jueguen una mala pasada y dar lo máximo de mí. Gane o pierda que nadie tenga ninguna duda de que yo lo he intentado y he dado todo lo que tenía. Estaré muy arropado y la gente ira a apoyarme, de eso estoy seguro. Ante tanta presión sólo puedo corresponderle con un buen resultado o, por lo menos, con un gran esfuerzo.

¿Qué consideras que te falta para llegar a ser el número uno?

Seguir en la línea que llevo que es la que me ha llevado al numero dos, trabajo, trabajo y más trabajo.