El jerezano Rafa Méndez se proclama subcampeón en el Lisboa Challenger

Tras un espectacular torneo al lado de su compañero Diego Ramos

El Lisboa Challenger 2018, llegaba al fin a su etapa definitiva, la gran final del primer Challenger internacional de la temporada se ponía en marcha en la pista central del Centro de Tenis Monsanto. Tras una semana de intensa lucha en tierras lisboetas, dos parejas en plena forma habían alcanzado con mucha autoridad esta última etapa.

El jerezano Méndez junto a su compañero Diego Ramos.

Uri Botello y Javier Ruíz frente a Diego Ramos y Rafael Méndez, dos binomios en busca de su primer título. Los problemas para mantener el saque a ambos lados de la red, fueron la nota dominante en los primeros juegos de la final. Los primeros en aprovechar esa incertidumbre en el servicio serían Botello y Ruiz logrando el break en el tercero. La habilidad de Botello para llevar las riendas y el ritmo unida a la firmeza en el golpeo de Ruiz, ponían a la pareja española al frente con 5 juegos disputados con renta de 4-1.

Méndez y Ramos llegaron a disponer de una pelota de rotura en el séptimo juego, pero no lograban materializarla y el set, se mantenían inclinado del lado del melillense y el granadino que lograrían cerrar la manga con mucha autoridad con un juego en blanco, para poner el 6-3 de su lado. Nada cambió en el escenario dispuesto para el comienzo del segundo set, con ambas parejas tratando de poner en jaque el servicio de sus rivales.

Méndez y Ramos buscaron cambiar el ritmo para recuperar las buenas sensaciones que les habían traído hasta este último escenario, pero una y otra vez Botello y Ruiz lograban igualar a la apuesta de la pareja hispano uruguaya. Tras 8 juegos de intensa disputa el marcador reflejaba un 4-4 que mantenía la incertidumbre en el duelo. En el decimoprimer juego, la solidez de Botello y Ruiz se vio acompañada por la irrupción de un Botello sublime en la definición e imbatible en la defensa, un 5-4 y saque a su favor para cerrar el título.

Y no fallaron en su objetivo de conquistar su primer título del año con un 7-5 en apenas una hora y 38 minutos. En su segunda final consecutiva, tras el Madrid Challenger, la pareja española suma su primer título como dupla y sigue demostrando su excelente comienzo de temporada.