Cata Tenorio y Bea González: una interesante combinación de generaciones

La joven malagueña que, a sus 16 años, ya está considerada como una de las grandes promesas del mundo del pádel

Tras finalizar su segunda etapa junto a Marta Marrero, en la que ambas llegaron hasta 5 finales de distintos torneos World Pádel Tour (aunque no lograron ningún título), Cata Tenorio decidió emprender un nuevo proyecto deportivo en el que estará acompañada por una de las jugadoras llamadas a ser uno de los nombres propios de este maravilloso deporte en un futuro no muy lejano: Bea González.

La integrante del Bullpadel Team señaló que los tres pilares fundamentales sobre los que se sustentará esta nueva aventura serán la entrega, la fe y el talento. “Me supone mucha ilusión. Me encanta su forma de jugar y aspiro a sacar lo mejor de Bea para que termine de explotar”. Ese fue el mismo reto al que ya se enfrentó en la primera etapa junto a Marta Marrero o en su trayecto en compañía de la sevillana Victoria Iglesias.

Una gran oportunidad para seguir creciendo

Por su parte, la joven jugadora de 16 años recién cumplidos, se mostró dispuesta a exprimir al máximo cada enseñanza que podrá recibir al lado de Cata Tenorio, “una de las mejores maestras del pádel”. Muy madura para su edad, la representante delm StarVie Team no quiso perder el foco y resumió los objetivos de la nueva campaña en dos palabras clave: “aprender y disfrutar”.

Considerada como uno de los talentos más prometedores del pádel femenino español, sólo en 2017 ganó el Mundial de Menores, Campeonatos de España en diversas categorías o el Másters de Menores entre otros títulos… Y todo ello sin olvidar su presencia en 5 rondas de octavos de final de otras tantas pruebas del Circuito WPT.

Tal y como reconoció la propia Cata Tenorio, que desea seguir ampliando su legado en el mundo del pádel: “El objetivo es que ella se vaya afianzando en los cuartos y ojalá podamos meternos en alguna semifinal”.

Habrá que seguir muy de cerca las evoluciones de una pareja que promete dar mucho de lo que hablar.